Bienvenidos a Dermis Clinic

Horario : L - V: 9:00 am -7:00 pm / S: 9:00 am – 12:00 pm
  Contactos : +1 809 792 3323

Vitamina C y sus efectos en la piel

La vitamina C tópica se ha convertido en uno de los principales aliados incluidos en las rutinas de tratamiento para el cuidado de la piel, y es que se ha destacado por sus excelentes propiedades para tratar y prevenir los cambios asociados con el fotoenvejecimiento.

Los beneficios de la vitamina C son innumerables, aquí algunos de ellos:

  • Tiene un efecto antioxidante, pues previene el efecto dañino de los radicales libres que se producen por accion de la radiación ultravioleta.
  • La vitamina C es esencial para la síntesis de colágeno, por lo que tiene una clara acción antienvejecimiento.
  • Efecto antimanchas, ya que evita la formación de melanina (color) en la piel.
  • Su uso tópico alcanza 30 veces más su potencia en comparación con su uso oral.

Es importante saber que la Vitamina C tópica puede tener varias presentaciones como cremas, serums, mascarillas, sin embargo es importante consultar al dermatológo y saber ciertas caracteristicas del producto que vayan a corde a sus necesidades, porque hay ciertos efectos secundarios sobre todo irritativos.

Es muy importante elegir marcas dermatológicas y no cosméticas, ya que estas garantizan un mejor efecto por haber sido elaboradas con mejores insumos, mayores concentraciones y tener estudios clínicos médicos que las respaldan.

En conclusión, la vitamina C es un activo importante en la rutina diaria de cuidado de la piel, tanto por sus efectos preventivos del envejecimiento prematuro de la piel, sus efectos para mejorar la piel globalmente al inducir la formación de colágeno y sus efectos reparadores del daño que causa radiación UV.

¿Qué esperas para añadirla a tu rutina diaria de belleza?.

Telang PS. Vitamin C in dermatology. Indian Dermatol Online J 2013;4:143‐6

Rozman B, Zvonar A, Falson F, Gasperlin M. Temperature sensitive micro emulsion gel: An effective topical delivery system of Vit E, C. AAPS Pharma Sci Tech 2009;10:54‐61